NOTICIAS

Los diabéticos deben hacer ejercicio

10-02-2017

La práctica debe estar orientada al tipo de diabetes.

Toda persona que sufre de diabetes mellitus o diabetes tipo dos debe realizar ejercicio de forma moderada, lo cual le ayudará a mantener en control su glicemia y IMC (índice de masa corporal).

La doctora Betsy Herrera expresa que el ejercicio físico es parte del tratamiento para la diabetes mellitus y la diabetes tipo uno. Comenta que el programa debe estar orientado a controlar la glucemia, el mantenimiento del peso ideal, mejorar la calidad de vida y evitar la aparición de posibles complicaciones.

La práctica debe estar orientada al tipo de diabetes:

En pacientes con diabetes mellitus y dependientes de la insulina, explica que “el ejercicio puede aumentar la sensibilidad a la insulina en estos casos, aunque esto no implique un óptimo control de la diabetes de forma automática”.

Control

Para conseguirlo a largo plazo, los pacientes deben desarrollar una actividad física diaria y teniendo en cuenta los siguientes factores: el momento del día en que se realiza, su duración e intensidad, los niveles de glucemia antes del ejercicio y el tipo y la dosis de insulina utilizada.

El paciente debe inyectar la insulina en grupos musculares que no se movilicen durante la práctica de ejercicio.

Además, debe planificar el ejercicio para realizarlo de forma regular y a la misma hora cada día, preferiblemente durante las primeras horas de la mañana. Es importante que se adapte al horario de las comidas y de la acción de la insulina.

Moderado

En el caso, de los pacientes con diabetes mellitus que no dependen de insulina, el programa regular de ejercicio es fundamental para el control glucémico.

Herrera explica que una sesión de ejercicio debe constar de unos 10 a 20 minutos de estiramiento y de fuerza muscular, cinco minutos de calentamiento aeróbico (carrera suave), 15 a 60 minutos de ejercicio aeróbico a una intensidad apropiada y de cinco a 10 minutos de ejercicio de baja intensidad al acabar la práctica deportiva.

Los deportes más recomendables son caminar, correr y montar en bicicleta, pero siempre hay que tener en cuenta el historial médico del paciente.

Los beneficios de la práctica deportiva: aumenta la utilización de glucosa por el músculo. Mejora la sensibilidad a la insulina. Reduce las necesidades diarias de insulina o disminuye las dosis de antidiabéticos orales.

Sépalo

Los diabéticos deben llevar un registro de entrenamiento y consultar siempre con su médico antes de realizar un ejercicio de forma continuada.

CORREO ELECTRÓNICO | INTRANET


© 2018 PHARMA INTERNACIONAL.
Desarrollado por DWS HONDURAS